Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram
29 mayo 2021

Reseñamos: NieR Replicant ver.1.22474487139…

¿Es un final feliz o un final triste?



Todo comenzó hace 11 años con un tal “NieR“, o mejor conocidos en su país natal como NieR Replicant y NieR Gestalt. Los dos primeros juegos se lanzaron en PlayStation 3 y XBOX 360, y en realidad serían el mismo, solo que con un pequeño cambio en la edad del protagonista y algún que otro extra.

Lo cierto es que este par vendería moderadamente bien en Japón, sobre todo Replicant, mas no en Occdiente, donde se le criticó (y en parte con razón) cada uno de sus aspectos. Con los años ganaría el mote de “juego de culto”, al mismo tiempo que su precio en el mercado de segunda mano aumentaría exponencialmente.

Ya con el estudio a cargo, CAVIA, en bancarrota, los derechos pasarían a Square Enix, quien pondría a desarrollar una secuela con los creadores originales y con la ayuda de un pequeño grupo de Platinum Games.

Esto derivó en la llegada de NieR Automata, entrada que supuso un cambio rotundo dentro de Square Enix. Nunca esperaron que esta franquicia desconocida por el público lograra ese nivel de éxito, éxito perdura al día de hoy con un sinfín de colaboraciones en juegos móviles y en su saga estrella Final Fantasy. Lo cierto es que muchos creían que se trataba de una primera entrega, pero realmente no es así; en teoría se trata de un “tercer juego”.

Pasaría más de una década para que el pedido de los fans que se interesaron en este universo se hiciera realidad, una “remasterización” de ambos juegos para PlayStation 4, XBOX ONE y PC. Aunque solo uno de ellos sería el elegido, un poco por las ventas y otro poco por ciertos tópicos muy de moda en Japón.

Sin más largo preámbulo, comencemos a desmenuzar a NieR Replicant y su mundo, no… tan… mágico.

(Song of the Ancients)


Un poco más arriba se mencionaba las duras críticas que Replicant y Gestalt recibieron en occidente, salvo por unos pocos detalles, todas remarcan lo mismo y es que su historia era el único factor que los motivaba a continuar.

Todo inicia en la decadencia del Verano de 2053 en un mundo destruido en la que dos jóvenes intentan sobrevivir a una nevada y vacía ciudad, mientras son observados por unas criaturas de oscuro porte y un brillo dorado, mejor conocidas como Sombras (o Shades). Ya con un par de cinemáticas introductorias, se debe pasar este tutorial que en su brevedad dirá todo y al mismo tiempo nada.

Y es que el salto temporal es de 3000 años, cuando la humanidad se reinventó y ahora se vive una era “fantástica y medieval” en la que todavía quedan rastros de una civilización que se cree perdida. La antorcha se pasa y ahora se encarna a un joven NieR que busca una cura para la enfermedad de su hermana, Yonah, quien luego de un rato se explica que padece de una incurable Necrosis Rúnica.



Las primeras encomiendas de Popola, regente de la aldea de NieR, serán para que el jugador se adapte a las mecánicas y al mundo. Por ciertas cuestiones tocará ir al Santuario Perdido, donde enemigos van y enemigos vienen, hasta que se nos une uno de nuestros primeros e inseparables compañeros: Grimoire Weiss (o Weiss para los amigos), quien es un libro antiguo muy charlatán y carismático, encargado de otorgar poderes que aquí son llamados “Versos Sellados”.

En el retorno a la Llanura del Norte, aldea y hogar de NieR, se escucha a alguien cantar, se tratará de Devola, hermana gemela de Popola, a quien se le pregunta sobre que habla dicha canción. La misma cuenta a grandes rasgos de una leyenda antigua sobre el enfrentamiento entre dos libros, uno negro que libra enfermedades por el mundo y otro blanco cuyos Versos Sellados curan todo mal.



Con esa ya idea metida en la cabeza, comenzará una incursión para obtener todos los hechizos y así sanar a Yonah.

Misiones van, misiones vienen, y en el camino se unirán: Kainé, una chica “muy honesta” vestida en paños menores que tiene más de un secreto, y Emil, un tímido chico que se oculta del mundo debido a que tiene una maldición que convierte en piedra a todo lo que observe.

Y esto solo son las primeras horas en la que aparecerán enemigos, jefes, más ciudades y amigos en este viaje (no) tan fantástico, porque luego viene un salto temporal.

En algún punto del juego pasarán ciertos sucesos que van a precisar que el tiempo corra fuera de cámaras, y antes de cualquier reclamo esto es explícitamente mostrado en la misma caratula y en cada tráiler. Es a partir de este tramo en el que comienzan a cerrarse de a poco cada crónica del cuarteto protagónico (no se olviden de Weiss), la inocencia de un joven NieR se perdió en el pasado y ahora toca madurar, no solo en lo físico, sino también en lo mental.

Y es que las complicaciones y las adversidades pasarán a doler. Si en un principio se creían que esto era la clásica historia de “vayamos por aventuras”, pues se equivocaron.

Con cada uno de los matices previos ya establecidos, hay que resaltar un arco argumental realmente trabajado en cada uno de sus aspectos. En todo momento brilla y atrapa, pero también engaña o se guarda algunos hechos para contártelos más adelante y no darte todo el panorama para que al final te sientas mal y peor. Y esa es su mayor virtud: hacerte sentir mal.



Una de las marcas registradas de esta saga son los múltiples finales; esta vez serán cuatro principales y uno extra que se agregó para la ocasión, y que vale la pena verlo. Eso sí, uno se puede quejar de que te hacen repetir ciertos hechos con un par de escenas inéditas de por medio y ya, que fácil todo, pero eso es justamente un logro.

El primero de ellos realmente comienza a desarrollarse en el instante que uno de los jefes finales suelta una frase que puede pasar un poco inadvertido y que será toda una revelación en la segunda vuelta. Es a partir de ahí que comenzarán a hacerte jugar un segmento determinado nuevamente, no es para alargar las horas, sino para mostrarte otro punto de vista un tanto mentiroso en su presentación, y ya de paso darte a entender que no se puede cambiar la realidad que ya viste por más que la conozcas.

No hay grandes tomas de decisiones, salvo unas muy pequeñas que repercuten en poco y nada.

Este sería el apartado que más se echa en falta, hay muy pocas secundarias que valen la pena y por lo general se resumen en “búscame X cosa”. Es ir, volver, preguntar, que te vuelvan a pedir que vayas a otro lado (muy posiblemente que vuelvas entre tus pasos) y así todo el rato. Su única finalidad es darte dinero, que hay que remarcarlo, es útil para conseguir las 33 armas o mejorar las ya obtenidas y así sacar los últimos finales. Lejos de eso no hay otra forma de ganar una moneda, salvo que se vendas objetos que recojas en tu paso por estas tierras.

No se puede procrastinar, ya que a la primera mitad de la historia no se puede volver, a menos que comiences una nueva partida. Si no cumpliste ciertas misiones, no se van a poder realizar. Aunque con la segunda parte esto no pasa. Por el contrario, si no hiciste una de esas misiones en un final, van a reaparecer en el otro, y en el caso de que si las hicieras, no es necesario que las vuelvas a repetir.

Lo bueno es que no afecta a la obtención de trofeos o logros, con que hagas 30 ya cumpliste tu cuota.



Sin embargo si hay que dar el brazo a torcer, algunas presentan un pequeño pasaje de argumento que mínimo te hacen tenerlas en cuenta mientras estás concentrado en la campaña. Algo que se recomienda rotundamente para que no resulte pesado a la larga.

Hay algunas que ayudan a la trama del Final A y de paso a comprender un poco más de la vida y el pasado de los compañeros de equipo y de los personajes secundarios. Son pocas y curiosamente no son demasiado exigentes, no te van a pedir que vayas de acá para allá o alguna cantidad exagerada de objetos.



El gameplay hace honor al calculo del nombre del juego (que por si no sabías la respuesta, es la raíz cuadrada de 1.5) y es que está entre lo que fue el NieR Replicant original y NieR Automata. Vamos a ahondar en ello.

Si bien “está más Automata“, en el parecido a su secuela, no es tan así como se dice. Claramente se nota que aquel pequeño equipo de Platinum Games participó en este proyecto, pero es que tampoco fueron tan lejos. Todo lo que apareció en aquella entrega está presente aquí en menor medida: la velocidad y forma de moverse, parry, esquive, formas de atacar, etc.

No obstante se siente como si estuvieran atrapados en el NieR original, que justamente no brillaba por esto, como si no hubieran querido ir más allá y sobrepasar a Automata por falta de tiempo, presupuesto o por decisiones creativas. En definitiva no está mal, pero mejorar lo ya presentado no habría traído ninguna queja.



En el menú de pausa se encontrarán con un inicio divido en cuatro partes:

Magia/Habilidades, permite mapear movimientos como los Versos Sellados, esquivar y repeler en los sticks y gatillos del mando. Opciones, típico en todo juego. Órdenes, comandos para darle a los compañeros o para llamar animales, no se usa mucho esto la verdad. Y por ultimo y más importante, Grimoire Weiss, que funge el papel de enciclopedia en donde está todo lo relacionado a las misiones, archivos de personajes y la posibilidad de Editar Palabras. Este ultimo permite que, mientras se venzan enemigos, se sumen palabras que potenciarán los movimientos, armas y versos.

A medida que se obtengan los Versos Sellados se agregarán más poderes al repertorio de NieR. Desde una lanza oscura, un muro que evita los proyectiles y otro que los absorbe para luego devolverlos como una “onda vital”, una mano oscura (que más que mano es un puñetazo), un clon de sombra que ataca según el rango de alcance, entre otras. La mayoría se pueden cargar para que el daño sea continúo y mucho mayor, pero para eso si se requiere de un nivel un tanto más elevado. Como en 25 y 30 vas a estar más que sobrado.

Vas a tener espadas a disposición en un inicio, pasado los 5 años se van a añadir espadas de doble mano y lanzas. Entre todo tipo de armamentos existen sub-categorías que varían el peso de cada una, aunque solo repercute en cuán veloz será el ataque y cuan fuerte será el golpe. No hay algo que te impida blandir cierto tipo de arma, estas ya cuentan con su propio nivel que se puede mejorar en la Chatarrería.

Solo hay que buscar materiales que están desperdigados por la zona o directamente comprarlos en las tiendas y que representan a una serie de trofeos o logros más complicados del juego.

Con las posibilidades de Weiss ya explicadas, tocan Kainé y Emil. Este par posee una inteligencia artificial que funciona moderadamente y hasta ahí.

En general Kainé suele golpear y aturdir a los enemigos, mientras que Emil dispara proyectiles al igual que cura cada cierto tiempo. No obstante a veces no llegará esa curación que nos de seguridad y tampoco es que sus ataques quiten mucho, lo cual está bien que así sea, sino la dificultad caería por los suelos.

A veces tienden a teletransportarse porque quedan un tanto lejos de NieR por no poder seguirle el paso, algo que suele ser un tanto molesto y extraño.



Ya que tocamos el tema de la dificultad, pasemos con ello. Existen tres para elegir y que se pueden cambiar antes de cada partida.

  • Fácil, que presenta un modo automático por si no hay ganas de combatir.
  • Normal que es un “fácil” camuflado y no hay mucho reto ni en los primeros niveles.
  • Difícil, donde un simple enfrentamiento con la Sombra más inferior puede ser tortuoso. Ellos sacan mucho y tú sacas poco. Ni que hablar de los jefes, que alargarán la lucha de forma irracional y tediosa.

En este sentido, se recomienda atravesar al menos dos finales con la dificultad Difícil para que no sea un paseo. Ya en una tercera vez bajarlo a Normal o si gustan, invertir el orden. En esa que cada uno escoja como afrontar este juego, pero desde ya, Difícil puede ser pesado a la larga.

Es (y no es) necesario subir de niveles para poder avanzar. No depende exhaustivamente de esto, no vas a verte tan afectado si los enemigos y jefes tengan mayor nivel. Tampoco es que importe, en ese sentido, se miden más por la fuerza y aguante de los golpes que les proporciones.

Un jugador experimentado puede vencer en Difícil a cualquier Sombra si sabe controlar la mecánica del parry y posteriormente los remata en el suelo.

Ya sobre los enemigos en si, se mencionó que se los llama Sombras y es que habrá de todos los tamaños. Desde unas muy pequeñas y movedizas, en forma de animales, hasta unas que te doblegan en tamaño y potencia. Con el salto temporal ya impuesto, se cubrirán con armaduras que se deben romper primero para generar daño.



Lo cierto es que estos entes no son muy imaginativos en cuanto a diseño a simple vista, tienen un propósito y una idea detrás, pero de eso mejor guardarlo para no arruinar su trasfondo. Si nos ponemos en detallista, la misma historia describe que estas criaturas son débiles al Sol, valga la redundancia que no hay factor nocturno en este juego y siempre estarán bajo los rayos solares. Un agujero de guion sin más.

Separo esto por la sorpresa que me llevé al encontrarlo, y es que en la sección de Cámara, hay una larga fila de ítems para personalizar la vista del juego, como si se tratara de una configuración de sistemas. Y que es realmente bienvenida no solo acá, sino que estaría bueno que se implementara en todo título en tercera persona.

No es la gran revolución de la industria, ni mucho menos, pero este género siempre sufrió por ángulos que no quedan bien o una falta de visión, y es destacable que se tomarán las molestias de implementar toda una estructura para hacer tu travesía por este universo aún mas sencilla.

Otra de las marcas registradas de la casa son los cambios de perspectiva de la cámara en medio del juego. A medida que transcurran los hechos se presentarán diferentes enfoques que darán un giro a la jugabilidad.

Esta misma puede pasar en momentos de un “casi-hack ‘n slash” a un plataformero 2D, una corta experiencia en perspectiva isométrica (algo como Hades por ejemplo) y un ángulo desde arriba (como los primeros Zelda). Ninguna rompe los sistemas y su transición de una a la otra es fluida. Eso sí, no hay tantas como si las había en Automata.



A lo largo del mundo se encontrarán desperdigados unos buzones que serán el único punto de guardado. Dentro solo estarán disponible tres espacios, un factor a tener en cuenta si se buscan todos los finales, sobre todo el Final D que te borra todas las partidas.

En caso de morir en un escenario, no hará falta repetir todo desde el ultimo punto de guardado, existe un checkpoint al principio de cada sala.



Se podría remarcar que hay actividades fuera de las misiones y la verdad que, bueno están ahí para añadir algo más y para la obtención de todos los trofeos y logros.

Estas se componen por la Pesca en zonas como Ciudad Costera o en la Llanura del Sur donde habrá tipos diferentes que capturar según que anzuelo se tire o el tiempo determinado que se deje en reposo. Hay una misión en el puerto de Ciudad Costera que es recomendable no saltarse debido a que eleva las posibilidades de obtener peces de mayor tamaño, no más que se divide en ocho partes.



Sigue la construcción de una Huerta que está pegada a la casa de NieR, algo que se nos avisa con una notificación sobre como funciona si nos acercamos, pero no es operable hasta que se pregunta en el poblado que ronda por la zona. Una vez cumplida su misión especifica, se abrirá la posibilidad de fertilizar el suelo, plantar semillas y regarlas con el fin de conseguir flores o alimentos, ambos son útiles para curar. Esta mecánica está atada al tiempo real, por lo que de nada sirve plantar algo y luego quedarse a la espera de que salga pronto.

En caso de ir por todos los trofeos o logros, se recomienda comprar semillas de flor de luna azules, doradas y rojas, además de fertilizante en abundancia (así se llama). Lo mismo sucede con las semillas de arroz que en cantidades se convierten en un medio para farmear dinero.

Durante todo tu paso por las diversas zonas del juego te vas a encontrar con puntitos luminosos que en realidad son elementos de diferentes tipos como comida, flores, pedazos de chatarra y demás. De igual manera, si vences algunos enemigos soltarán un orbe verde que pueden ser libros o pociones para aumentar la vida, resistencia y poder de golpes físicos y magia.

Todos estos se pueden intercambiar por oro en tiendas y hay que tener cuidado, ya que muchos son útiles para mejorar las 33 armas principales (más las del DLC gratuito y un extra final). Cabe remarcar que aparecen de forma aleatoria, aunque existe cierto patrón, que tiene un aumento en su tasa de obtención si se tiene la palabra adecuada (mahzarken, o en su defecto todos sus precedentes).

En ocasiones habrán líneas de texto al ritmo de la banda sonora para la resolución de algunos enfrentamientos, una costumbre en El Bosque de las Leyendas.

Esta única pantalla con pantalla con tres habitantes, uno con una misión principal y el otro par con secundarias (que prácticamente no valen la pena) buscarán hacerte leer sobre sus vidas y la de un pobre y famélico chico que una vez vivió por la zona.



Más adelante, en terminados segmentos muy separados, volverán a aparecer para contarte el pasado de Emil y Kainé. En este punto uno piensa “lo hubieran hecho cinemática”, y es algo que viene a la cabeza en un principio, aún así a medida que pasen vas a entender cual es su finalidad.

Que sea puro texto, al mero estilo de una novela, es justamente lo que le otorga más valor a esas situaciones que no serán del todo felices. En alguna que otra habrá voces, pero son para agregar un factor emotivo y no para que le resulte más fácil a aquellos faltos de lectura.



Se destaca que no es un portento gráfico y dentro de esa escala lo considero como austero y cumplidor. En general no sobresale salvo grandes momentos muy presentes en cinemáticas, en donde los jefes y la terna de personajes principales y secundarios son más que vistosos, pero lejos de estos no hay demasiado.

Los NPCs que habitan en los diferentes distritos suelen repetirse, sobre todo en el poblado de la Llanura y Ciudad Costera, más no en El Reino de la Fachada que ahí tienen un motivo más relacionado a la trama. Lo habitual con ellos es que se queden parados y no se muevan salvo unos pasos, no cumplen más que su programación estándar, y en sí, solo agregan un poco de contexto si se genera una interacción en ciertos pasajes de la historia y que, en su favor, pueden ser un poco desmotivadores.



En lo que respecta a al modelo base de PlayStation 4, no se encuentran caídas de frame rate, parones o fallos y todo funciona muy fluido dentro de los 60 fps que la consola puede soportar.

Durante el transcurso de la partida te encontrarás con páginas del diario de Yonah, que te cuentan cómo es su día a día mientras NieR no está con ella. Están divididas por fechas reales del año, y es común que la mayoría sean de efecto cómico para que simpatices un poco más con el par de hermanos hasta que vuelvas a los mandos.

No obstante también existe una variante oscura de este mismo, solo que en forma de registros o documentación sobre acontecimientos del pasado que nada tienen que ver con el protagonista y sus semejantes.



Estamos frente a un aspecto que es el más sobresaliente de Replicant, o directamente de toda la saga, ya que si en algo no fallan es en la construcción de una banda sonora que llega a lo icónico.

Con piezas musicales compuestas por Keichi Okabe en conjunto del grupo musical MONACA que te van a dejar marcado y que no paran de sonar en todo momento. Siempre vas a estar acompañado de alguna canción, salvo escasas excepciones en donde el silencio se impone con la meta de agregar un efecto sentimental.

A lo largo se escucharán Song of the Ancients, Emil, Gradma o Kainé en repetidas ocasiones con sus respectivas variantes según la situación, que impregnan cada escena de un sentimiento triste y amargo transmitidos por liricas que no vas a entender pero poco te va a importar. Inclusive hay composiciones que se incorporan a la trama como pieza fundamental para que esta avance tal y como sucede con Song of the Ancients, la cual como ya se mencionó antes, es realmente una leyenda antigua que se cuenta al empezar el juego y que proviene de Drakengard, título del que NieR se despega.



Como detalle adicional se agregaron canciones de NieR: Automata que están como un DLC gratuito (junto a un par de trajes) y que solo se desbloquean en las opciones al terminar el juego.

En ese sentido también se pusieron los remixes de las “15 Nightmares”, pero solo se podrán escuchar al tener interacción con un diario que está dentro del hogar de NieR y que supone una grata sorpresa para el jugador que conoce medianamente esta franquicia.

Si se habla de banda sonora, pegado tiene que estar el idioma que se maneja en este mundo. Una variante de latín con varias lenguas europeas que fueron creadas por la cantante principal Emi Evans. La idea era inventar una lengua futurista que no distraiga al jugador.

La actuación de voces es otro punto fuerte, y es que en japonés (idioma con el que se hizo esta reseña) es otro apartado más que destacable. Antes que nada se menciona que todos cuentan con voces, hasta los NPCs más aleatorios que están desperdigados por ahí. Con eso remarcado, pasemos a la terna de personajes principales que se dejan la piel (o la voz) con cada momento emotivo. Se transmite perfectamente cada sentimiento de tristeza, odio, hasta los mismos gritos que dan la sensación de que alguien se va a romper las cuerdas vocales.



Hay ciertas decisiones que son curiosas como el cambio de voz que pasa NieR luego de 5 años. En un inicio será Nobuhiko Okamoto (Bakugo Katsuki en My Hero Academia) para después pasar a Koji Yusa (se podría decir que este su papel “más reconocido”), pero no es nada más que una curiosidad, ya que por lo general no se suelen efectuar estos cambios.

Sobre el idioma del juego se enfatiza que está en español (España) y que si nos ponemos a resaltar defectos meticulosamente, vas a notar algunos de los problemas que suelen arrastrar las adaptaciones de juegos japoneses en general.

Y es que se suelen tomar una que otra libertad en sus traducciones, en la que en ciertas oportunidades un simple “si” dicho con la voz se contrapone con un “todo está bien” o una respuesta más extensa, por citar algún ejemplo. No suma ni resta, aunque ya sería la hora de que comenzaran a ser más precisos.

En lo que respecta a esos instantes en los que el texto invade la pantalla, se nota que ahí sí hubo un mayor esfuerzo, debido a que te termina por dejar esa sensación de que estuviste en plena lectura de una novela. Algo que claramente trataban de insuflarte desde la mente del creador y su equipo de escritores.



NieR Replicant es indispensable para todo aquel que se haya pasado NieR: Automata en su día y le gustara su mundo y la manera en como se manejan su personajes. Es acá que vas a encontrar el génesis de esa historia.

Son pocos los problemas que acarrea de la entrega original, donde la carga de un gameplay y un apartado gráfico que eran monótonos se hace menos pesada y se vuelven, dentro de todo, cumplidores.

Por lo demás, no hay mucho que remarcar, ya era sobresaliente en su época y ahora solo se magnifica aún más con una mejor calidad de audio y unos módicos cambios en la trama para que haya una mayor simpatía por unos personajes que la pasaron mal en la vida y que lamentablemente sus desgracias no terminarán.

Sin embargo y como bien dicen, la esperanza es lo ultimo que se pierde, tal y como la de un servidor que estará ansioso de ver que le depara a esta nueva franquicia de Square Enix en un futuro.


Autor:

Axel Gonzalo Mansilla


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *