Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram
27 febrero 2021

Pokémon: Una aventura que estuvo a punto de pasar sin pena ni gloria

En el 25° aniversario de la saga repasaremos una de las historias de su desarrollo



En este 27 de febrero se recuerda a dos lanzamientos (en Japón) que revolucionaron al mundo del videojuego como lo fueron Pokémon Blue y Pokémon Red, o también conocidos en su tierra natal como “Pocket Monsters: Midori” y “Pocket Monsters: Aka” donde más adelante llegaría una revisión llamada “Pocket Monsters: Ao”.

Sus historias ya son bien conocidas por grandes que en esa época eran chicos. Un joven sale al mundo junto a sus monstruos de bolsillo para convertirse en el mejor entrenador de todos. Ni más ni menos, solo muchas criaturas de diferentes tipos que capturar, entrenamientos con rivales y monigotes que te impiden tu paso, sin olvidarse de organizaciones con fines “malignos”.

Pero, pero, pero, antes de toda esa fama de la que tanto hace acto de presencia hoy en día con múltiples spin-offs, remakes y adaptaciones a otros medios, hubo un breve espacio en su extensa carrera en el que la gente iba a las tiendas y pasaba de este par de cartuchos.


“Pocket Monsters: Aka” y “Pocket Monsters: Midori”

Primero se debe remarcar a Game Freak, quienes comenzaron como una pequeña compañía enfocada a la creación de mangas independientes hasta que decidieron cambiar su enfoque a un mercado que ya causaba una revolución por aquella época: El videojuego.

Sería de la mano de Nintendo que comenzarían en 1991 (y un poquito antes) con un concepto nacido de la infancia de Satoshi Tajiri, alguien que desde niño disfrutaba recorrer parques y coleccionar insectos para hacerlos pelear entre ellos (¿Les suena de algo?). Ya con la bendición de un reconocido del medio como Shigeru Miyamoto darían inicio a un proyecto llamado “Capsule Monsters”, con un poco de ayuda e influencias de Creatures Inc. (creadores de Earthbound/Mother).

Las ilustraciones de Ken Sugimori y la música y efectos de Junichi Masuda darían forma a las ideas que rondaban en la cabeza de Tajiri. Cabe destacar que cada uno de ellos aún continúan al frente del estudio en la actualidad.


Uno de los primeros conceptos en los que aparece Rhydon, el primer pokémon creado

Con muchas ideas y monstruos descartados por falta de memoria y gran parte de los fallos de programación corregidos se lanzarían dos versiones de un mismo juego, un plan alocada por aquellos años. En primera instancia se trató de una mala idea, debido a que no se vendía lo esperado, extraño para una consola como Gameboy que ya llevaba un gran aceptación por parte del publico con un catalogo de grandes éxitos como Tetris y Super Mario Land que causaban furor entre jóvenes y adultos. La situación no era para nada beneficiosa y eso sin comentar sobre los altos costes de producción que tomaron años en terminarse.

Sin embargo, todo cambió en el instante que la leyenda de un Pokémon recorrió patios escolares, plazas y todo lugar que un infante pudiera frecuentar con sus amigos para charlar de temas poco complejos. Más arriba se hizo mención a que “gran parte de los fallos de programación fueron corregidos” y la realidad es que es así, salvo por un detalle de ultimo momento que haría de salvador para la franquicia: La integración de Mew.

En sus etapas finales se barajó la posibilidad de introducir 190 Pokémons en la base de datos, algo que no se pudo, por lo que se rebajó a 150 (+1) y de la cual se encontraría entre ellos a esta criatura de aspecto amigable. Al borrar el programa de limpieza que depuraba el código fuente, que se tenía que remover para poder lanzar las versiones finales, quedaron unos diminutos 300 bytes sin utilizar que impedían que la producción se completase.

Esto haría que se tomará la decisión de meter a Mew a modo de broma para rellenar ese espacio, y tan solo a unas pocas semanas del estreno. Sin contar con el tiempo para poder programar un evento o siquiera darle un contexto adecuado.

Esto haría que se tomará la decisión de meter a Mew a modo de broma para rellenar ese espacio a tan solo unas pocas semanas del estreno, sin contar con el tiempo para poder programar un evento o siquiera darle un contexto adecuado.

No sin antes causar ciertos errores que solo lograron que a Mew no se lo pudiera encontrar de manera convencional entre las diferentes rutas y pueblos del mapa. Solamente era posible acceder a un duelo a través del cumplimiento de ciertas acciones como no luchar con algunos rivales específicos. Un mal llamado “truco” sin intenciones de serlo.

Y el boca a boca no se hizo esperar. A partir de ese “fallo” comenzaría a circular un rumor entre los pocos compradores de que “un Pokémon poderoso” aparecía de manera misteriosa o aleatoria en medio de las partidas.

Es por medio de la revista CoroCoro que Game Freak abriría un concurso, en donde 20 afortunados podrían conseguir a ese “Pokémon poderoso”, que realmente no tenía ni ataques programados, y ya de paso darle el nombre y la identidad que ya conocemos.

Es a partir de esta situación que la fama rondaría en las oficinas de Game Freak con pedidos de tiendas de todas las regiones y prefecturas que llamaban para abastecer sus escaparates con el par de Pocket Monsters. Se debe hacer una mención honorifica al periférico “Game Link Cable”, donde fue un factor determinante para que los jugadores intercambien los Pokémons que hayan capturado en su paso por Kanto, a través de la conexión entre consolas.

La popularidad que tomaron fue tan grande que terminó por revitalizar a Gameboy, del cual ya comenzaba a decaer luego de estar 7 años en el mercado, al punto de que este se extendería por mucho más. Mientras la competencia intentaba replicar la formula Gameboy/Pocket Monsters sin mucho resultado salvo alguna que otra excepción.

Y es así como un golpe de suerte azotó a una desarrolladora que intentaba romper los paradigmas con su primer gran proyecto, que a pesar de larga lista de fallos, pudo hacerse un hueco en el corazón del público.

Al día hoy es muy fácil obviar la existencia de las primeras entregas con la disponibilidad de los remakes de Verde Hoja y Rojo Fuego, que mejoraron por lejos lo ya establecido en capítulos previos. Aunque es difícil negar el legado que Rojo, Verde y Azul dejaron marcado en la historia.

Es por eso que queremos desearles a todos un feliz día de Pokémon.


Autor:

Axel Gonzalo Mansilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *