Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram
3 septiembre 2022

LIVE A LIVE: Vive y deja morir

Antes que Star Wars: La Venganza de los Sith y Avengers: Infinity War



LIVE A LIVE es una de las creaciones de la antigua Square Soft en la época de Super Famicom, conocida en nuestras tierras como Super Nintendo. Debido a ese pensamiento de “los occidentales no lo entenderían” que colmó gran parte de esa generación de consolas y las que vinieron después. Eso hizo que nunca se viera ni rastros de el juego por estos lares.

El catalogo de la clásica Square está llena de joyas ocultas de este tipo, mismas que nadie tuvo o jugó en su tiempo. Aunque con la llegada de la emulación logró que participara en listas de infravalorados más seguido y en recomendaciones de internautas retro. A veces el destino y las decisiones convergen en un solo hecho, en este caso en la creación de un Remake HD-2D. Eso si exclusivo de Nintendo Switch por algún motivo.

El contexto es necesario, pues el desconocimiento fue demasiado para una historia que relata sobre la necesidad de vivir pese el dolor, la soledad y el odio te persigan. Desde un inicio se plantean siete historias, cada una en un tiempo diferente, con un protagonista diferente y sin relación el uno con el otro.



El punto de partida puede ser cualquiera. En este caso fue “El Presente”, protagonizado por un artista marcial que está decidido a aprender todas las disciplinas del mundo. Un perfecto tutorial sobre las mecánicas jugables. Breve y sin más, solamente hay que derrotar a un puñado de jefes, llámele un “Boss Rush” si quiere, con referencias a Street Fighter II.

Al finalizar esos combates, y luego de haber aprendido lo mejor de cada uno, toca un sorpresivo jefe final (de turno). El mismo es un juego de palabras que hacen referencia al “Odio”, en un claro español sin adaptar de otro idioma. Aquel luchador con aires de Sagat (SF II) no hizo más que matar a los anteriores luchadores, pues a sus ojos: “la muerte es el verdadero triunfo”.

La furia de nuestro selecto protagonista asciende, al enterarse de esto. Sus contrincantes eran respetados especialistas de artes marciales, de los cuales pudo aprender al medirse frente a frente. No está dispuesto a que se manche el buen nombre de un luchador que dio su vida por una maestría física.

Una vez vencido en el combate, se deja en claro que esta es una lucha sin fin y no hizo más que comenzar. Otros aparecerán para reclamar su victoria, una predicción que se termina por cumplir en ese preciso instante.



En el “Salvaje Oeste” toca ser un silencioso forajido que todos conocen únicamente como “El niño del Amanecer”, alguien cansado de mancharse las manos por cada extraño que decida retarlo a un duelo a muerte. Un disparo lo resuelve todo.

En su afán por cambiar, se inmiscuye en los problemas de un pueblo azotado por una banda de delincuentes que no hacen más que complicarles la vida. Solo el hijo del Sheriff, uno muy asustado para actuar por cierto, y la dueña del bar están dispuestos a hacerles frente. Sin embargo, no tienen las armas necesarias para obrar semejante hazaña.

Un oportunidad para “…del Amanecer” que sin pedir nada a cambio, moviliza a todo el poblado para preparar una serie de trampas, pues hizo enojar a un partidario de esta banda. Es este mismo que en en su patética huida, prometió volver con todo el grupo por venganza. Un hombre armado, por más especialista que sea, no será capaz de frenar a una agrupación completa. Por eso se nos une un rival, uno que hay que vencer al principio del capitulo y que no piensa dejar morir a su adversario en la vida.



Hay una amplia variedad de episodios para elegir, donde ninguno es muy extenso. En “Futuro Cercano” se apega más a un anime noventero sobre mechas (con opening incluido). Más allá del tiempo, se encuentra un “Futuro Lejano”, en la que se transfiere la aventura a “una odisea espacial” protagonizado por un pequeño robot incapaz de salvar, pero si de ayudar.

Al retroceder, está la “Prehistoria” que apunta más a la comedia simple con un joven cavernícola que por ayudar a una chica, se terminó por enemistar con la aldea encargada de “mantener la paz”. La seriedad remonta en “Ocaso del Periodo Edo” con un ninja y una tarea suicida de infiltración para rescatar a alguien importante. Este ultimo posee un contador de muertes que solo afectará levemente al final del capitulo.

Esos solo fueron un ejemplo, en donde cada protagonista es la suma para una causa mayor de la que desconocen. La trama que se fragua de fondo es la más importante de todas e impredecible al mismo tiempo. En parte recuerda a los mejores momentos de Star Wars. Sin embargo, su mensaje es profundo por más que no lo parezca a simple vista.

No es coincidencia que en cada capitulo se repita un mismo concepto: la semilla del odio, que cada jefe porta en su interior. No los hicieron “malvados”, sino que esa es su propia personalidad potenciada por algo más. Nadie los manipula, solo quieren ver el mundo arder de una forma u de otra.



En la “Edad Media” se estructura una historia típica de Square Soft más clásica. Un héroe, un arma legendaria, una profecía, un Señor Oscuro que muestra señales de volver y una princesa/interés romántico que es secuestrada. El camino es sencillo, reclutar al antiguo héroe y su compañero para que ayuden a la causa.

La poca potencia del cartucho no era motivo para contar entramados sin profundidad, ni mucho menos. Habrá sorpresas, muchas. En definitiva, se trata de una prueba sobre como no hay que desesperarse ante la oscuridad del miedo, y sobreponerse ante el dolor para confiar los unos en los otros.

Ese es el gran mensaje de Live A Live. Los que caen, pueden levantarse, solo hace falta una oportunidad. El título no está de adorno y es uno muy adecuado. Los representantes de cada era deben seguir adelante y encarar a sus propias adversidades.



La muerte de un amigo, un discípulo, un maestro, un familiar y quien sea cercano a uno pueden quebrar a cualquiera. Sin embargo, ninguno se ahogó en sus lagrimas. Se enfrentaron a su peor demonio, uno que les afectaba a ellos mismos y a los demás.

Pero ¿hay quienes no pueden? si, los hay. No todos tienen la misma capacidad, es por eso que hay que detenerlos antes de que hagan algo que se arrepientan, como lastimar a otros o tragedias peores. Es ahí que la semilla del odio germina, una semilla que mora en cada corazón.

Live A Live es chiquito, no al nivel de un indie, diría que hasta tiene un alcance menor. No obstante, desborda calidad y ambición por todos lados. Darle una chance fue mi mejor decisión.

Lo tiene todo para equiparar a Chrono Trigger, su hermano gemelo y preferido por el gran público, con el que guarda algunas similitudes. No por nada lo hizo casi el mismo equipo de desarrolladores. Un equipo que sabía muy bien lo que querían y lo que iban a contar: una historia sobre como la vida es vida.


Autor:

Axel Gonzalo Mansilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *