Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Instagram
14 julio 2021

Assassin’s Creed: Infinity es un proyecto que apunta a un mercado en especifico

No por nada se lo conoce como “infinito”



Hace unos días se confirmaba la nueva visión que Ubisoft tendrá para con Assassin’s Creed a partir de quien sabe qué entrega. La composición de lanzamientos anuales (o cada 2 años) se reemplazará por “juego como servicio”. La polémica está servida.

Lo cierto que como un arduo seguidor de la saga, la vi pasar por múltiples facetas. Es desde un inicio que la propiedad intelectual salida de Prince of Persia tomó por sorpresa a más de uno. Ya para la llegada de las secuelas en épocas renacentistas se formaría todo un arco argumental. Algo que culminaría con un americano que no paran de tildar como poco carismático (y que personalmente me encanta). Luego de eso llegarían los años donde el rumbo estaba poco definido, piratas, franceses, ingleses y un silencio momentáneo.

Otro giro se establecería desde Origins a Valhalla, algo más apegado a la formula The Witcher, que no hace más que expandirse con cada capítulo y de la cual más de una vez se dijo que “van a dejar de ser anuales” y todavía estamos.

Sin embargo, en medio de todo este cambio siempre hubo una vertiente multijugador que estuvo presente desde Brotherhood hasta Unity.

En un comienzo todo era competitivo, hasta que empezaron a introducir elementos cooperativos en Black Flag, para próximo terminar en la unión entre jugadores para pelear por la revolución francesa. A esto ultimo no lo remarcaría como “mal recibido”. Era lo de menos en una oda al bug como AC: Unity (esa te la cuentan). A lo sumo hasta que lo dejaron con una cierta estabilidad (esa no te la cuentan).

Al “Infinity” y más allá


Assassin’s Creed Unity

De entre los pocos datos que se tienen están frases remarcadas como que es una “plataforma en línea masiva que evoluciona con el tiempo”, “un enfoque más cohesivo para su desarrollo”, que es una oportunidad para que “evolucione de una manera más integrada y colaborativa, menos centrada en los estudios y más centrada en el talento y el liderazgo” y así dejar de “seguir pasando el testigo de un juego a otro”.

Además de que un rejunte de trabajadores con experiencia en Assassin’s Creed que están en Ubisoft Montreal y Ubisoft Quebec son los encargados del proyecto.

Todas esas palabras fueron extraídas del mismo comunicado de prensa que se otorgó a los medios.

Y por afuera se conoce que “será más grande que Valhalla”, que no se apegará al modelo de Destiny o Anthem, sino algo más cercano a la narrativa para un solo jugador y que forme parte de Infinity. Asimismo, el contenido apelará a algo “más pequeño” para que los usuarios no vean la “necesidad de hacer sesiones de 500 horas de duración”, debido a que todo estará en “una plataforma evolutiva en lugar de grandes lanzamientos cada año”. Obviamente no se sabrá de nada hasta nuevo aviso.


Assassins’ Creed Valhalla

Es ahí donde entran los comentarios de ambas partes. Los que niegan cada paso que hace AC se refieren a este nuevo capitulo como algo “plagado de extensas horas de juegos, misiones cada semana y material infinito” (de ahí el nombre ¿No?).. Y por otro lado los que están esperanzados por ver con que sorprenderán ahora, ya que no por nada superaron el millón de copias vendidas hace no mucho tiempo.

En mi caso particular, prefiero esperar hasta ver “el qué y el cómo” oficialmente, aunque cada facción tiene su punto.

Lo que realmente me carcome internamente es de donde realmente se van a inspirar. Se dieron nombres como Fortnite y Grand Theft Auto V. Este ultimo sería el más apegado por ese carácter en tercera persona y con constantes actualizaciones (no como RDR2).

No obstante, la perfecta comparación que se me viene a la cabeza, y que vería como viable, proviene no de una obra occidental. No, es hasta tierras asiáticas (no japonesas) que la comparativa me lleva a Genshin Impact. Aquel título de China que se ha despegado (o está en eso) del mote de “copia de Breath of the Wild” para tener vuelo propio.

¿Qué tomaría Assassin’s Creed: Infinity de Genshin Impact?


Genshin Impact

Su filosofía de microtransacciones y cómo construye su mundo. En Genshin Impact uno es libre de hacer y estar el tiempo que se quiera. Se puede estar en cualquier tipo de actividad, evento, misión principal o secundaria, explorar nuevas tierras, encontrar objetos y luchar contra oleadas de enemigos. Lo que se explicaría como el segmento de “lo gratuito”.

En contraparte se encuentra “la de pago” que no te restringe en prácticamente nada, salvo que te quedes sin Protogemas (moneda especial) y así sin Destino Entrelazado y Encuentro del Destino, ambos orbes necesarios para obtener más personajes que se agregan cada un mes (aproximado). Recientemente se añadieron trajes que se deben comprar con dinero real. Solo accesible con Cristal Génesis que van desde U$S0,99 hasta U$S99,99 con bonos y descuentos de a ratos.

La idea en mente es clara. Un solo juego que reciba expansiones con alta personalización de protagonista (a lo sumo elección de género), toma de decisiones y eventos regulares. Ya a partir de esa ecuación sumar personajes nuevos cada tanto en la historia, que después ingresen a un sistema gacha.

Aunque al parecer ya tantean el terreno con Inmortals: Fenyx Rising, que está entre The Legend of Zelda: Breath of the Wild y Assassin’s Creed: Odyssey.


Immortals Fenyx Rising

Se desconoce si se apostará por un solo título de pago y que se expanda cada cierto tiempo (como podría ser Rainbow Six: Siege o World of Warcraft) o un free-to-play. De eso se comunicará muy a futuro y no hay indicio de nada.

Este paralelismo tampoco es una excusa o es apropósito. Se debe entender que Ubisoft intenta entrar al mercado asiático (y ahí si se incluye Japón) desde hace años. Para ser exacto, desde Assassin’s Creed: Black Flag hasta esta era contemporánea. Cada una de ellas suportado por Tencent, BiliBili, Shueshia y demás conglomerados y editoriales de por allá.

En un inicio se intentó con entregas para teléfonos móviles, alternativa común en aquellas tierras, y que algunas no cuajaron o ahí subsisten. Luego se dio paso a un mayor apoyo a Nintendo al relanzar cada juego en sus consolas en la medida que se pueda y diferentes alianzas con artistas de Mangas, Manhua (cómic chino) y Manhwa (cómic coreano, también conocido como Webtoon). A eso se le suman los cómics, diversas series animadas y live-action en camino, y la película con Michael Fassbender que midió bien por esos lares.

En resumen un multiverso que actualmente se destaca más por su rasgos asiáticos. No me sorprendería algún MOBA o una entrega tradicional ambientada en etapas que sorteen entre China y Japón.


Assassins’ Creed Chronicles: China

Ya es un hecho que Assassin’s Creed no se va a tomar un descanso como sí lo están Splinter Cell, Prince of Persia o Rayman. Mi único pedido es que, si van a tomar nuevos horizontes, que no se apuren en tomar decisiones.

Nadie quiere un lanzamiento apurado, que si conozco bien a Ubisoft, son más que capaces de lanzar mal un título para parchearlo cada tanto. Norma impuesta con Rainbow Six: Siege y For Honor que salieron mal y se corrigieron a base de palos.

Sin dudas estaremos ante una nueva generación que tira todo al multijugador por más que sus orígenes no lo fueran. Solo ruego que no se olviden de sus raíces y no descarten a la legión de fans que los siguen con cada entrega.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *